La historia de liberación de Mikyö Dorje, enseñanzas del trezavo día, Arya Kshema

5 de marzo del 2021

 

Su Santidad El Karmapa dio la bienvenida deseando a todos Tashi Delek.

Comenzó hablando sobre el séptimo verso de los versos autobiográficos de Mikyo Dorje Las acciones virtuosas, que está bajo el tema: Cómo practica el camino el individuo de capacidad menor. El verso dice:

Habiendo comprendido que cualquier sufrimiento 

surge como resultado de mis propios errores,

me fue imposible, en esta vida, concebir ni completar 

en principio, medio y fin, acciones no virtuosas.

Pienso en esta como una de mis acciones virtuosas. (7)

En el texto Instrucciones en el entrenamiento de las historias de liberación de Mikyo Dorje, él habla sobre cómo ir por refugio a las Tres Joyas. Aparte de las Tres Joyas, que enseñan el camino de abandonar las acciones erróneas y practicar la virtud, ningún otro tipo o fuente de refugio puede enseñar el camino. Ya que las demás fuentes de refugio no pueden conocer las acciones que han de abandonarse, o las que han de practicarse y la razón es porque están en el samsara desde tiempo sin principio. El buda perfecto sabe qué debemos hacer y qué debemos abandonar.  La naturaleza última está libre del nacimiento, el sufrimiento y de la muerte, pero puesto que hemos renacido en el samsara desde tiempo sin principio, no lo entendemos. Tenemos muchas concepciones erróneas sobre la naturaleza de la realidad, por eso, hemos de deambular en los tres reinos del samsara. 

Mientras estemos en samsara, los seres sintientes hemos sido a veces los padres y a veces los hijos unos de otros. Podemos pensar esto desde la perspectiva de beneficiarnos los unos a los otros, y generar una gran conexión. Si pensamos en cómo nos han ayudado, en vez de cómo nos han dañado, experimentamos un sufrimiento inconcebible al darnos cuenta que hemos respondido a su ayuda con daño. Porque no reconocemos que los seres nos han ayudado desde tiempo sin principio, los dañamos. Es así que surge el karma negativo. Si pensamos así, nunca nos atreveríamos a hacer acciones dañinas. Tenemos que asegurarnos que nunca decrezca este pensamiento de no dañar a otros en nuestra vida, y hacer lo posible para que estos pensamientos de dañar a otros no surjan. 

Si pensamos en Mikyo Dorje, él no haría nada contradictorio a las enseñanzas, incluso si eso significara obtener los placeres de los dioses en esta vida. Por ejemplo, si hay una comida deliciosa, pero sabes que está envenenada y que morirías si la comieras, cualquier persona en su sano juicio, aún si tuviera mucha hambre o mucha sed, no se la comería. De igual manera, sin importar las dificultades que encontremos para otros y para nosotros, no es adecuado abandonar el dharma verdadero. Él dijo: “Mientras que tenga estos agregados físicos y el resultado de tener nacimiento, envejecimiento, enfermedad y muerte, si alguien me dice que necesito dejar las acciones negativas y practicar la virtud, ¿habría algo mejor que esto?” Y él, actuaba de la misma manera que hablaba.

Mikyo Dorje enseñó a sus estudiantes qué acciones adoptar y qué acciones abandonar. Y que la falta de armonía, los problemas, y las faltas en la manera de practicar las enseñanzas del Buddha vienen del apego a objetos externos, y de nuestra aversión, arrogancia, envidia, y demás. 

En el texto de las Instrucciones en el entrenamiento de las historias de liberación de Mikyo Dorje explica acerca que los grandes sostenedores de las enseñanzas tenían disputas sobre el número de postraciones, la altura y orden de los asientos, etc. para mostrar respeto a la jerarquía de unos y otros. Cuando Karma Pakshi fue a ver a Taklung Sangye Yarjon, él estaba en una cueva y al entrar, y Sangye Yarjon ni siquiera le puso un asiento a Karma Pakshi, quien se ofendió y se sentó dándole la espalda. También se dice que cuando Drubton Orgyenpa fue a visitar a Chennga Drakpa Yeshe, Drubton Orgyenpa no se postró ante él puesto que vió que no había un asiento adecuado para él, y empezaron a pelearse. Hay muchas historias del pasado de grandes seres donde tuvieron disputas de este tipo para probar o examinar el nivel de los otros seres, y para beneficiarlos. No podemos decir que necesariamente sean ofensas. Pero las disputas que vienen solamente por el poder del apego y la aversión causan grandes problemas, como las que vemos hoy en día. 

Mikyo Dorje trató de parar las acciones erróneas en sí mismo y en otros, de muchas maneras. Daba consejos a los monjes y a los laicos sobre cómo abandonar las acciones erróneas y practicar la virtud; los llevaba a actuar de forma virtuosa. Y tal como dicen los sutras del Prajnaparamita: 

“Un gran bodhisattva irreversible abandona las diez acciones no virtuosas, hace que otros las abandonen,  declara la excelencia de abandonarlas, y actúa de acuerdo con esto”.

Hubieron muchas personas que al ver a Mikyo Dorje, o escuchar sus enseñanzas prometieron no matar, robar, nunca faltar a sus promesas, no hacer negocios de manera engañosa, salvar la vida de animales. También muchas personas prometieron no causar daño a los monasterios y representaciones de cuerpo, palabra, y mente, hacerse vegetarianos, y recitar cien millones de mantras de mani, y demás. Al promover las acciones virtuosas y abandonar las no virtuosas, él abrió las puertas para que renacieran en los reinos superiores, y que no renacieran en los reinos inferiores, y de manera última, llevarlos a la budeidad. 

El octavo verso de Las acciones virtuosas, que habla sobre el individuo de capacidad intermedia dice:

A menos que partamos del océano de la existencia desde sus profundidades, 

en cualquier lugar de los tres reinos la felicidad y las riquezas serán impermanentes.

Puesto que los tres reinos de existencia cíclica se expanden como el espacio, 

me pregunté, ¿Cuándo obtendré la libertad de la eterna iluminación?

Pienso en esta como una de mis acciones virtuosas. (8)

En las Instrucciones en el entrenamiento de las historias de liberación de Mikyo Dorje, él dice: “Cuando hablamos de la causa y efecto, lo más importante al practicar es evitar dañar a los seres.” Y al hacer esto, si sólo decimos que no los dañaremos a corto plazo, ¿quiere decir que los seres están completamente libres del daño? No es así. Se debe a que en sus continuos tienen conexiones kármicas con seres infinitos y debemos abandonar completamente el dañar a otros seres. La base de dañar a otros depende del karma y acciones de causa y efecto. Ahora, la base del resultado del karma negativo son las acciones negativas, ¿cierto? Si no generamos karma negativo, si no hacemos acciones erróneas, incluso si todos los seres se reúnen para dañarnos no podrán mandarnos a los reinos inferiores del samsara, no serán capaces de hacer esto.

Así que quien nos daña de manera última es esta visión del yo, y las aflicciones de nuestro propio continuo, no hay mayor daño que este. Esa es la causa fundamental del daño que nos inflingimos. Pero todo este tiempo no hemos visto a las aflicciones, ni al yo como el enemigo o la causa del daño, más bien, hemos pensado que están de nuestro lado. Particularmente vemos al ego como el que nos aconseja. La manera de aferrarnos a la idea del yo es lo que nos causa daño. Si pensamos en la destrucción del mundo en el término de un eón, esto podrá destruir a todos los seres del mundo, pero no podrá destruir el continuo de nuestras mentes. Así que la única manera de parar este ciclo de renacimientos en samsara, es practicar los métodos y sabiduría que nos puede liberar de este. 

Es como si alguien tirara una serpiente venenosa a nuestro pies, ¡Inmediatamente nos quitaremos de ese lugar! Tenemos que pensar en nuestras aflicciones negativas como una serpiente venenosa, debemos alejarnos y protegernos de ellas. Es por ello que Mikyo Dorje nos dio instrucciones sobre cómo practicar como individuo de capacidad media. 

En ese entonces, si alguien moría la gente quería saber en dónde había renacido su familiar o ser querido, y acudían a preguntarle a algunos lamas que pretendían tener dones de clarividencia. Pero cuando llegaban con Mikyo Dorje, él decía: “Si no hemos sido capaces de eliminar la terrible enfermedad de la visión del yo, la liberación de renacer en los reinos inferiores por uno o dos renacimientos, y obtener placeres samsáricos y riquezas, es insuficiente.” Cuando él veía o escuchaba de una persona en situaciones desesperadas, él realmente se preocupaba por estas personas, como si esto le estuviera sucediendo a él mismo. Y cuando esta gente le decía que su situación había mejorado un poco, él decía: “Te has librado de esto por el momento, pero ¿cuenta esto como liberación verdadera?” 

A veces Mikyo Dorje preguntaba por alguien que sabía que estaba enfermo, “¿Han escuchado cómo sigue tal persona? En ese entonces las noticias no se sabían inmediatamente, así que cuando no escuchaba de esta persona, decía: “No sentimos cuando los seres se hunden en el sufrimiento de samsara, no importa lo que hagamos, hasta que ellos no se liberen por completo de samsara, no habrá nada que pueda realmente ayudar.” 

Y también: “La manera de liberarnos del sufrimiento de samsara es lo que enseñó Buddha. El método es practicar las cuatro nobles verdades, y la sabiduría que realiza las cuatro nobles verdades. Practicar día y noche, y realmente generar el hábito de practicar de esta manera”. Mikyo Dorje era extremadamente diligente.

Para concluir, Su Santidad mencionó que el resto del texto de Las acciones virtuosas habla acerca de cómo practica el individuo de capacidad superior, así que a partir de este verso los siguientes serán sobre este tema.